Pasar al contenido principal

Invitado especial

#c97bc9

Que la “Palabra de Dios” nos hable

24 de enero de 2024
Imagen: OAC
La arquidiócesis de Bogotá, al inicio de este año 2024, a través del arzobispo, el cardenal Luis José Rueda Aparicio

Invita a todos los creyentes a practicar la lectura orante de la Palabra de Dios para conocer mejor a Jesucristo, y propone hacerlo con la “Lectio Divina”. 

¿Pero qué es la Lectio Divina?. Es una expresión latina que se traduce como lectura (de la Biblia) en Dios y en el Espíritu Santo. Es una lectura orante, meditada y creyente de las Sagradas Escrituras, para aquel que la acoge en su vida y en su corazón, con una fe sincera y con el deseo  de entrar en una verdadera conversación  con Dios. Esta lectura orante con las Sagradas Escrituras, es una experiencia antigua practicada en la vida de la Iglesia como un camino o método fácil practicado en la oración personal diaria, también se puede realizar en comunidad.

1

Es fundamental antes de iniciar la lectura orante con la Palabra de Dios, pedir la Efusión del Espíritu Santo.

Leer y orar la Sagrada Escritura

Para poder llegar a este encuentro con el Señor a través de la Lectio Divina se tienen cuatro pasos que son: Lectura; que es el primer acercamiento al texto, esta debe ser atenta, pausada, tener apertura del corazón para recibir la Palabra de Dios tal como viene y también se debe tener disciplina mental para no distraernos mientras leemos el texto. Se requiere ante todo una lectura muy consciente y cuidadosa.

Para el ejercicio comunitario  de la Lectio Divina, son útiles estas mismas recomendaciones relacionadas con el primer paso que es la Lectura o proclamación del texto bíblico. Sin embargo, es importante que para realizar la Lectio Divina en comunidad, se tenga un moderador, en este caso se propone el párroco para que guíe como pastor a la comunidad.

2

El Segundo paso de la Lectio Divina es la Meditación: Es aquí donde debemos estar muy atentos a  qué nos dice el texto que hemos leído. La meditación nos coloca de forma honesta  ante la verdad de Dios y nosotros mismos, confronta nuestra vida. Nos lleva a conocernos a nosotros mismos; es descubrir lo que Dios nos dice. El momento de la meditación cuando se realiza en comunidad, requiere madurez del grupo para escuchar al hermano que habla de su propia experiencia de fe.

El tercer paso se llama Oración: Aquí me cuestiona a expresar ¿ Qué me hace decirle a Dios este texto?. Y surge inmediatamente la necesidad de la oración. Dios que ha salido al encuentro, ahora presta atención a nuestra respuesta. Puede ser a través de la alabanza, oración de gratitud. También de súplica para poder vivir lo que nos ha pedido que hagamos .Y, por supuesto nos invita a una entrega confiada para que Dios obre en nosotros.

El último paso sugerido para la Lectio Divina es la Contemplación: Encuentro con la Palabra más allá de las palabras. La contemplación es una forma de orar, es un encuentro personal y amoroso con Dios. La contemplación nos impulsa al compromiso y a la acción, para hacer presente en el mundo la misericordia infinita del Señor.

“El término “ Contemplación” que indica visión de Dios, en el camino de la Lectio Divina puede tener además un matiz novedoso, dado que lo que Dios nos revela  en la Escritura es a sí mismo sus designios de salvación”. Enfatiza el padre Pablo Pinzón, autor del texto guía : " La Lectio Divina y sus pasos" elaborado por la Coordinación para la Animación Bíblica de la Evangelización de la arquidiócesis de Bogotá.

El padre Pablo Pinzón Pérez es a continuación Nuestro Invitado especial y nos explica de manera más detallada en que consiste la Lectio Divina y sus pasos:

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
La Lectio Divina: Encuentro personal y amoroso con la Palabra de Dios
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#007300
#277518

Otros invitados