Pasar al contenido principal

Bogotá

#217016

Bendición y oficialización de red arquidiocesana para el cuidado de la dignidad humana

13 de noviembre de 2022
Esta apuesta se fundamenta en un humanismo, que tiene como centro el Evangelio de la misericordia
Esta apuesta se fundamenta en un humanismo, que tiene como centro el Evangelio de la misericordia.

Ante la herida humana, social, familiar y personal, que representa las adicciones, la Arquidiócesis de Bogotá en alianza con instituciones y organizaciones lideradas por comunidades religiosas y laicos comprometidos con la vivencia del Evangelio, presentó la red para el cuidado de la dignidad humana, a la que pertenece el Centro Pastoral San Gabriel, obra arquidiocesana.

La bendición del centro pastoral, liderado por la coordinación del cuidado de la dignidad humana, se llevó a cabo el 11 de noviembre, con una ceremonia presidida por monseñor Ricardo Pulido, vicario episcopal para el servicio del desarrollo humano integral.

 

be

 

“Estamos pidiendo a Dios su presencia para que esta obra sea signo constante de su misericordia; de su amor; del buen samaritano, que está listo con un corazón sensible a ayudar a sus hermanos más necesitado, sin discriminación”, señaló monseñor pulido durante el evento.

 

j

 

A su turno, el padre Jorge Eliécer Arias Toro, director de la Fundación Domus Colombia y animador de la coordinación arquidiocesana del cuidado de la dignidad humana, señaló que hacen parte de esta red: la Fundación Madre Janer – Casa de la Misericordia, que trabaja con recuperación y rescate de jóvenes en situación de calle; el Modelo Terapéutico Vicentino, con la hermana Nohemy Sanchéz, quienes trabajan pastoral de Calle y Modelo Terapéutico para quienes toman la decisión de recuperarse; Fundación Domus Colombia, que maneja internación, ambulatorio y acompaña el Centro de Resocialización San Gabriel, de la Arquidiócesis de Bogotá.

 

col

 

Esta red por la dignidad humana surge en 2017, con un proceso adelantado con las hermanas de las Sagrada Familia de Urgel, quienes tienen experiencia en el acompañamiento a personas en consumo problemático y en prevención de las adicciones; y con la organización internacional de fieles ‘Fazenda de la Esperanza’, que posee varios lugares dispuestos para la rehabilitación de las personas en adicciones.

Esta alianza inicial sentó los primeros pasos para la construcción del Centro Pastoral de la Dignidad Humana en adicciones. En ese momento se convocaron algunos voluntarios de las parroquias, quienes se forman en herramientas y técnicas (escucha) para la atención y acompañamiento a las personas con adicciones; a ellos se sumaron distintos profesionales en áreas de salud, trabajo social, entre otras. Además, se crearon los grupos ‘Caminar en la Esperanza’, donde se acompañan personas y familias que se encuentran dentro del flagelo de las adicciones.

 

A partir del 2022, se propuso el proyecto del Centro Pastoral del Cuidado de la Dignidad Humana en adicciones ‘San Gabriel’, que corresponde a la tercera etapa centrada en inserción socio-laboral.

 

Proceso de acompañamiento

Etapa uno: Acercamiento, sensibilización de las personas frente a su enfermedad. Identificación de disposición para seguir el proceso terapéutico de curación desde un enfoque de fe. En esta fase se cuenta con el apoyo de la Casa de la Misericordia, del Centro Ambulatorio ubicado en el Centro Pastoral para el Cuidado de la Dignidad Humana en Adicciones ‘San Gabriel’, en el barrio Puente Aranda y de la Fundación Domus Colombia.

Etapa dos: Internación. Es una fase de identificación, autodescubrimiento, control de síntomas de abstinencia, terapia ocupacional, consolidación y control de recaídas, proyecto de vida. Se desarrolla con el apoyo de Fundación Domus Colombia, en Silvania o Nobsa.

Etapa tres. Vinculación al Centro de Pastoral para el Cuidado de la Dignidad Humana ‘San Gabriel’, apoyo en su reinserción socio-laboral y fortalecimiento de la red de apoyo.

Etapa cuatro. Seguimiento y verificación. Consiste en un acompañamiento realizado de la mano de las diferentes organizaciones asociadas al proceso. Algunas personas que han caminado hacia su recuperación y reinserción social permanecen un tiempo como voluntarios en la obra.

Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas