Pasar al contenido principal
#007300

Hoy se celebra a la Virgen de Chiquinquirá, patrona de Colombia

9 de julio de 2024
Hoy se celebra a la Virgen de Chiquinquirá, patrona de Colombia
Imagen:
de referencia - Lienzo, en la Basílica Santuario Mariano Nacional de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá | Foto: Ingrith Andrea Páez | Tomado de: semana.com|

Cada 9 de julio se celebra la fiesta de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, también conocida como la Virgen de Chiquinquirá, proclamada patrona de Colombia por el papa Pío VII en 1829. En esa ocasión, el Papa le concedió a esta advocación mariana su propia fiesta litúrgica.

Posteriormente, en 1919, Nuestra Señora de Chiquinquirá sería coronada canónicamente por decreto del papa San Pío X.

El Santuario de la patrona de Colombia, declarado Basílica en 1927 por el papa Pío XI, es visitado cada año por miles de fieles, en especial durante los días cercanos a la fiesta central. En el recinto se encuentra el lienzo original con la imagen de Nuestra Señora, hoy custodiado devotamente por los hermanos dominicos.

La imagen

La imagen de Nuestra Señora de Chiquinquirá es una pintura perteneciente al arte colonial colombiano; está pintada sobre una manta de algodón de más de un metro de longitud, encuadrada en un marco adornado con el escudo nacional de Colombia.

La Virgen María aparece vestida con una túnica de color rosado, recubierta por un manto azul, mientras que un velo blanco cubre su cabeza. De la mano izquierda de la Virgen pende el santo rosario, mientras que con los brazos sostiene al Niño Jesús. Este, por su parte, sostiene un hilo atado al pie de un pajarillo.

A la derecha de la Virgen aparece San Antonio de Padua. El santo sostiene un libro con la mano izquierda sobre el que está el Niño Jesús, de pie, con un globo terráqueo en las manos; al mismo tiempo, el santo sostiene una palma con la mano derecha. A la izquierda de la Virgen está el Apóstol San Andrés, leyendo la Sagrada Escritura, mientras que sostiene la cruz en X, signo del martirio.

El cuadro está adornado con dos coronas en las esquinas superiores, dos rosarios adicionales, la Cruz de Boyacá -máximo galardón que concede la República de Colombia a personas destacadas-, la Orden de San Carlos y la Orden del Congreso.

El borde del cuadro está compuesto de treinta semicircunferencias con escudos de la Santa Sede, la Provincia de Chiquinquirá y de algunas diócesis. Del cuadro también penden dos rosas de plata. Para protección de la reliquia, desde el año 1954 el lienzo está protegido por un cristal.

El nombre

La voz "Chiquinquirá" proviene del Chibcha "Xequenquirá", que significa "lugar pantanoso y cubierto de nieblas", o también «pueblo sacerdotal», en alusión a las prácticas rituales precolombinas que se realizaron alguna vez en la Isla de la laguna de Fúquene.

El papa Francisco ha elevado a la dignidad de Basílica Menor a la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, ubicada en localidad de Chapinero

 

Image
c

Sobre el templo, en Bogotá (Texto tomado de: tomasnoticias.usta.edu.co).

El templo parroquial de Nuestra Señora de Chiquinquirá en Bogotá (carrera 13 entre calles 51 y 52) inició su construcción hace más de 100 años con motivo de la coronación canónica de la Reina de Colombia como una promesa hecha a la Virgen por los frailes dominicos.

Este templo se ha venido constituyendo a lo largo de los años en un santuario, siendo un lugar de peregrinación para propios y visitantes. Su arquitectura, en estilo gótico neoclásico−florido, lo hace uno de los templos más bellos de Bogotá. Fue diseñado, construido y ornamentado por los frailes dominicos colombianos Hugo Silvano Orjuela, O.P. y Pablo Enrique Acebedo Serrano, O.P.

Cabe recordar que los frailes dominicos hacen parte de la historia y de la cultura de Colombia desde hace cerca de quinientos años, puesto que su llegada fue primero a Santa María, La Antigua del Darién, desde 1524 y estableciéndose formalmente en Cartagena a partir de 1528.

Además, desde la fundación de Bogotá por Gonzalo Jiménez de Quesada en 1538, la obra de la evangelización fue acompañada por fray Domingo de las Casas, O.P., quien celebró la primera misa en la sabana de Bogotá.

Establecidos los dominicos en el Nuevo Reino de Granada fundaron sucesivamente la primera Escuela de Gramática para los indígenas en 1550, el Colegio Santo Tomás de Aquino en 1573 y la Universidad Santo Tomás, conocida como la Tomística en 1580.

Hacia 1636 los frailes llegaron a Chiquinquirá como guardianes del Santuario de Nuestra Señora del Rosario, que fue coronada en 1919 como Reina de los colombianos en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Por esta fecha se hace la promesa de construir un templo en honor a Nuestra Señora en Chapinero. Iniciados los trabajos de construcción, los frailes celebraban el culto en la capilla de la Sagrada Familia, frente a la clínica Marly, lugar donde permanecieron por espacio de 35 años.

Para el 20 de agosto de 1948, el arzobispo de Bogotá, monseñor Ismael Perdomo y el nuncio apostólico José Beltrami declararon la nueva construcción como parroquia. Fue inaugurada el 4 de octubre de 1959 y bendecida al año siguiente, en 1960, por el obispo auxiliar Emilio de Brigard, siendo párroco, el muy distinguido y apreciado por la ciudadanía bogotana, el presbítero fray Alberto María Madero Pinzón, O.P.

En diciembre de 2020, fray Néstor Reinaldo Rojas Higuera, O.P., en calidad de párroco y a nombre de la comunidad dominicana, solicitó a la Santa Sede, a través de la Nunciatura Apostólica, elevar a la dignidad de basílica el templo votivo de Chapinero, según protocolo n.° 616/20; y el 16 de noviembre de 2023, el Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos concedió dicho título.

Oración de papa Juan Pablo II a Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá

Oh Virgen, bella flor de nuestra tierra,
envuelta en luz del patrio pabellón,
eres tú nuestra gloria y fortaleza,
madre nuestra y de Dios.

En burda tela avivas tu figura con resplandor de lumbre celestial,
dando a tus hijos la graciosa prenda de la vida inmortal.

Orna tus sienes singular corona de gemas que ofreciera la nación,
símbolo fiel del entrañable afecto y del filial amor.

A Ti te cantan armoniosas voces y te aclaman por Reina nacional
y el pueblo entero jubiloso ofrenda el don de su piedad.

Furiosas olas a la pobre nave contra escollos pretenden azotar;
tu cetro extiende y bondadosa calma las olas de la mar.

Brote la tierra perfumadas flores que rindan culto a tu sagrado altar;
prodiga siempre a la querida patria los dones de la paz.

A Ti, Jesús, el Rey de las naciones, a quien proclama el corazón por Rey,
y al Padre y al Espíritu se rinda gloria, honor y poder.

Amén.

Fuente:
ACI Prensa / tomasnoticias.usta.edu.co
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas

#007300
#007300
#007300