Pasar al contenido principal

Colombia

#277518

La Iglesia Colombiana en salida

14 de mayo de 2021
Manos amistad social
Imagen:
Arquidiócesis de Sevilla
El pasado miércoles 12 de mayo se realizó el evento Diálogo para la amistad social a la luz de Fratelli Tutti

Un espacio virtual que contó con la participación de cerca de 400 personas y estuvo organizado por el Secretariado Nacional de la Pastoral Social – Cáritas Colombiana (SNPS-CC) y la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

El espacio es una respuesta al llamado del Santo Padre a construir Diálogo Social y se da en medio de una difícil situación social y política que atraviesa el país, donde la Iglesia Colombiana, desde la Conferencia Episcopal de Colombia, han asumido un rol de garantes del diálogo entre el gobierno nacional y la mesa del paro.

Este evento es el inicio de un proceso que se desarrollará en las diferentes Jurisdicciones Eclesiásticas en Colombia, para promover diálogos regionales que contribuyan a la paz. Para ello se ha desarrollado una propuesta metodológica y una conceptual que será enriquecida durante el proceso, con las experiencias que se irán desarrollando en los diferentes lugares.

Para este primer conversatorio, se contó con la presencia de Monseñor Fabio Suescún Mutis, presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Caritativa CEC, Monseñor Elkin Fernando Álvarez, secretario general de la CEC, Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del SNPS, Juan Roberto Vargas, director de Noticias Caracol, doctora Susana Nuin, directora de CEBITEPAL-CELAM y Diego Bautista, fundador de la plataforma Diálogos Improbables.  

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Mons. Fabio Suescún Mutis, quien expresó que la cultura del diálogo ha sido propuesta por el Papa Francisco a la Iglesia y a la sociedad de manera particular en la encíclica Fratelli Tutti, como una estrategia en la promoción de la fraternidad. Adicionalmente, consideró que esta cultura puede contribuir en estos tiempos que Colombia clama por la justicia y la paz.

Además, planteó que la teología del sumo pontífice está enmarcada en una profunda reflexión sobre el ser humano, ya que, “ha buscado llegar con su mensaje evangelizador a sectores sociales y de la Iglesia que se habían alejado de la visión misericordiosa y amorosa de Dios. Por tanto, la gran tarea en la evangelización es tener un diálogo honesto, directo y, ante todo, generador de paz y justicia para todos; esto es construir fraternidad”, afirmó el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Caritativa CEC.

Por su parte, Monseñor Elkin Fernando Álvarez resaltó que el Papa Francisco ha aclarado que el dialogo no es simplemente poner a hablar a cada persona desde su propia perspectiva. Se trata más bien del esfuerzo por encontrarse, para que haya una verdadera escucha y una actitud dispuesta al encuentro con el otro.  Implica estar dispuestos a renunciar a aspectos que se centren en la perspectiva propia, ya que, el diálogo es una acción que recoge todos los puntos de vista.

A partir de este contexto, en el evento se manejaron tres preguntas orientadoras: ¿qué papel juegan los medios de comunicación y las redes sociales en esta realidad?, ¿qué factores facilitan el diálogo o contribuyen a la polarización en Colombia? y ¿cuáles son los desafíos en la acción eclesial en Colombia a la luz de Fratelli Tutti?

Para dar respuesta a la primera interrogante, Juan Roberto Vargas realizó su intervención planteando que actualmente existen dos principales problemáticas en la sociedad contemporánea. Una de ellas es la desigualdad, se refirió a que en tiempos de pandemia los índices de pobreza se han incrementado, dejando a millones de personas sumamente vulnerables. En segundo lugar, consideró que la polarización es otro factor problemático, ya que, la política y todas sus etapas no se hace ni en las plazas públicas, ni en los medios de comunicación, se hacen en las redes sociales, haciendo que las personas observen solo una parte de toda la información y crean que esa es la verdad.

A partir de este diagnóstico propuso salidas desde el periodismo como la empatía, “significa oír y tratar de descifrar el porqué de una situación, esto implica cercanía, ser más cercanos con los problemas de la gente, entenderlos. He comprendido que detrás de cada hecho hay rostros, historias, personas, escenarios que valen la pena contar. Tenemos que tener caridad para entender qué es lo que pasa en una comunidad, para mostrarlo. Y, sobre todo, tenemos que contar la verdad”, compartió el director de Noticias Caracol.

Por otro lado, teniendo en cuenta la segunda pregunta orientadora, Diego Bautista inició su intervención explicando que Diálogos Improbables es una iniciativa que nace al ver la fragmentación durante los Diálogos de Paz en la Habana Cuba. Se trata de una plataforma que convoca a personas de los territorios con intereses y derechos diversos; con el fin de llegar a concesos básicos sobre el futuro, sobre la convivencia y la fraternidad de sus territorios. Esto, implica que las personas de los territorios asuman responsabilidades de liderazgo.

Gracias a esta plataforma ha comprendido que el diálogo con los políticos es insuficiente y que este país necesita que toda la sociedad civil empiece a aprender a conversar con personas que piensen distinto. “Hemos hecho un ejercicio muy interesante en el Cesar, Meta y Caquetá, reunimos un conjunto de personas completamente opuestas, por ejemplo, promotores del “No” en el plebiscito y promotores del “Si”. Yo creo que las personas están dispuestas a construir soluciones constructivas desde el diálogo”, dijo el fundador de Diálogos Improbables.

Al mismo tiempo, manifestó su preocupación por el desprestigió del diálogo, ya que, afirmó “en Colombia existen más de 200 acuerdo regionales incumplidos por parte del Gobierno, esto implica que la gente deje de confiar en los espacios de diálogo para la resolución de sus conflictos”.

Cerró su intervención sugiriendo que debemos cuidar la palabra, no todo diálogo es una negociación, hay diálogos que buscan solo consensos. “El diálogo es un proceso que requiere de un método -una preparación, unas metas a corto, mediano y largo plazo y un diseño- y es un esfuerzo de largo aliento para realmente generar cambios sostenibles de manera permanente”, afirmó Diego Bautista.

Frente a este aporte, Mons. Héctor Fabio Heno recordó que en la encíclica Fratelli Tutti se hace énfasis en sostener el dialogo con palabras cargadas de verdad, pues, la intención es construir un mundo mejor y avanzar como sociedad.

En esta misma línea, la doctora Susana Nuin, manifestó que el diálogo es una cultura, no es un accesorio más. El diálogo puede generarse en diversos espacios a favor del bien común, es decir, no solamente debe darse en los momentos de crisis.

Al mismo tiempo, se refirió al Papa Francisco para explicar que nosotros construimos el diálogo desde nuestras propias identidades, “somos los que somos y desde allí debemos componer el diálogo, sin duda, para eso es necesario reconocer la capacidad de los otros, debemos derribar los prejuiciosos”, compartió la directora de CEBITEPAL-CELAM.

A partir de estas tres perspectivas y los distintos aportes de cada uno de los ponentes, se presentaron algunas iniciativas de diálogo lideradas por el movimiento juvenil JAFET y posteriormente, se coordinaron mesas de trabajo específicas para el encuentro con las distintas regiones que estaban haciendo parte del evento.

Puede encontrar el video completo de la actividad aquí:

Conversatorio "Diálogo para la amistad social, a la luz de Fratelli Tutti"
Fuente:
Comunicaciones Caritas Colombia
Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas