Pasar al contenido principal

Colombia

#277518

El Siervo de Dios Ismael Perdomo Borrero, cumple 71 años de fallecido

3 de junio de 2021
Ismael
El Siervo de Dios Ismael Perdomo Borrero, cumple hoy, 3 de junio de 2021, 71 años de fallecido

1. SOBRE LA VIDA DEL VENERABLE

El Venerable Ismael Perdomo nació en Gigante (Huila), Colombia, el 22 de febrero de 1872. Fue el primero de siete hijos de una familia de profunda convicción cristiana. En este clima creció y advirtió los primeros signos de la llamada a la vida sacerdotal, para lo cual entró como alumno en el seminario de Bogotá. En 1894, después de haber recibido el subdiaconado, continuó los estudios en Roma, donde obtuvo el doctorado en teología y el 19 de diciembre de 1896 fue ordenado sacerdote. Con miras a una ulterior profundización cultural, particularmente centrada en la espiritualidad y la pedagogía, vivió dos años en París.

Entre tanto, su país se agitaba en la inestabilidad social y en las tensiones políticas, que tomaron incluso el cariz de la persecución antieclesial. En enero de 1898, el Venerable regresó a Colombia para cumplir diversos encargos pastorales. En aquellos años, la diócesis del Tolima, a la cual pertenecía, fue suprimida y desmembrada, dando origen a las dos nuevas diócesis de Garzón e Ibagué. El difícil “tiempo de la prueba”, sin embargo, no había terminado y el Venerable sufrió las consecuencias de la así llamada Guerra de los mil días: la situación política se había radicalizado cada vez más, incluso por causa de una imprevista crisis económica. No faltaron posteriores tensiones y derramamientos de sangre, pero en aquel difícil contexto el Venerable se manifestó aún más como auténtico pastor, privilegiando la acogida de las víctimas de aquellos terribles acontecimientos. También por esto, en 1902 fue nombrado obispo de la nueva diócesis de Ibagué.

En el nuevo ministerio, Monseñor Perdomo se distinguió por un celo no común, ejercido heroicamente en un ambiente perturbado por la pobreza y la guerra. Su obra pastoral fue intensa y fecunda, con el fin de promover una profunda evangelización de su territorio. La reorganización del seminario, la formación del clero, las misiones populares, la catequesis y las obras sociales en favor de los pobres fueron los campos privilegiados de su acción, que suscitó admiración incluso entre sus adversarios. Visitó varias veces toda la diócesis, que en 1923 tuvo que dejar al ser nombrado coadjutor con derecho de sucesión en Bogotá.

Los primeros tiempos fueron bastante difíciles porque, al no pertenecer al clero local, algunos sacerdotes se mostraron muy fríos respecto a él. Con prudencia, paciencia y amor, el Venerable supo conquistar los corazones de todos. Sin embargo, una vez convertido en arzobispo de la capital, se agudizaron las tensiones con el gobierno liberal, que influyeron también en su estado de salud. De modo particular, estas tensiones alcanzaron su culmen con ocasión del asesinato del jefe liberal Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de 1948.

Monseñor Perdomo se inspiró siempre en la enseñanza del magisterio eclesial, en total y convencida obediencia al Papa; pero no siempre fue comprendido por el mismo clero. Algunos llegaron a criticarlo por una presunta inclinación laicista y liberal en la estipulación del concordato de 1942.

En todos estos asuntos, el Venerable aparece como un luminoso ejemplo de vida evangélica. Siempre fue consciente de su propia vocación como de una llamada al servicio y vivió con gran coherencia su sacerdocio. Sostenido por un inmenso amor a Jesucristo, buscó siempre cumplir su divina voluntad. De aquí derivó una singular atención al mundo contemporáneo y a una sociedad que se encaminaba hacia profundos cambios en medio de sufrimientos y contradicciones; intuición que cumplió en su vida cotidiana y en su ministerio. Sufrió, en silencio y en una completa adhesión a los designios de Dios, notables dificultades, incomprensiones y oposiciones.

Su conducta a la luz de la espiritualidad eucarística y mariana, fue la de un sacerdote humilde, laborioso y caritativo, auténtico modelo de vida sacerdotal. Una cierta austeridad en el carácter y en el estilo de vida se armonizaba con una gran apertura de corazón. Monseñor Perdomo buscó la gloria de Dios, recorrió el camino de la santificación a través de un profundo amor a Jesús y se dedicó plenamente al servicio de la Iglesia, ayudando a las personas más frágiles y que más fácilmente eran víctimas de las grandes dificultades sociales de su época.

En los últimos años, el estado de salud del Venerable fue rápidamente declinando y, sobre todo, un cáncer de hígado le resultó fatal: Monseñor Perdomo murió el 3 de junio de 1950.

2. SOBRE EL PROCESO

En virtud de la fama de santidad, del 7 de febrero al 12 de septiembre de 1962, en la Curia eclesiástica de Bogotá, se celebró el Proceso ordinario y, luego, del 10 de mayo de 1982 al 23 de junio de 1984, el Proceso apostólico. La validez jurídica de estos fue reconocida por esta Congregación de las Causas de los Santos con decreto del 27 de febrero de 1986. Preparada

la Positio, se discutió, según el procedimiento acostumbrado, si el Venerable había ejercido en grado heroico las virtudes. Con resultado positivo, el 21 de marzo de 2017 tuvo lugar el Congreso Peculiar de los Consultores Teólogos. Los Padres Cardenales y Obispos en la Sesión Ordinaria del 20 de junio de 2017, presidida por el Cardenal Angelo Amato, reconocieron que el Venerable ejerció en grado heroico las virtudes teologales, cardinales y anexas.

Hecha la cuidadosa relación de estas cosas al Sumo Pontífice Francisco, por parte del Cardenal Prefecto, Su Santidad, recibiendo y confirmando los votos de la Congregación de las Causas de los Santos, declaró unánimemente que constan en grado heroico las virtudes teologales de Fe, Esperanza y Caridad a Dios y al prójimo, además de las cardinales de Prudencia, Justicia, Templanza y Fortaleza, y aquellas anexas, del Venerable Ismael Perdomo, Arzobispo de Bogotá, en el caso y para el efecto del cual se trató.

El Sumo Pontífice ordenó que tal declaración se hiciera pública y su correspondiente decreto se inscribiera en las actas de la Congregación de las Causas de los Santos el 7 de julio de 2017.

3. SITUACIÓN ACTUAL

El postulador, P. Salvador Aguilera, del clero diocesano, residente en Roma, tiene pendiente entregar al Señor Arzobispo el Supplice libello, con el cual pide que se inicie la Investigación sobre el milagro. Obtenido el parecer afirmativo del perito acerca de la inexplicabilidad científica del hecho prodigioso (que ya fue expedida por el médico correspondiente en Roma), el Señor Arzobispo tendrá a bien aceptar tal libello.

Aunque no lo requiere la legislación vigente, es recomendación de la Congregación que un perito en materia teológica verifique el elemento teológico del milagro, es decir si el hecho prodigioso se puede atribuir a la intercesión del Venerable.

La ley establece que, junto al libello, el Postulador debe entregar al Señor Arzobispo “una breve pero cuidadosa relación del presunto milagro y los documentos relacionados con el hecho”.1 Tal relación consiste en una cronología de todos los elementos del presunto milagro, tanto los científicos como los teológicos. Tal como lo pide el n. 10, 3º de las Normae servandae para el Supplice libello del Postulador, es útil, si no necesario, que el Postulador también establezca el elenco de los testigos que puedan contribuir a la investigación de la verdad del caso.2

Este último acopio será la base para la instauración del tribunal sobre el presunto milagro en Bogotá, el envió de sus actas a Roma y la posterior redacción de la Positio super miro que el Postulador habrá de remitir para su examen a la Congregación de las Causas de los Santos.

La arquidiócesis de Bogotá, quien emprendió la causa de su beatificación y canonización invita a todos los fieles; a conocer su vida y obra y a unirse en oración por este testigo de Cristo, para su pronto reconocimiento como Santo
 
A continuación, la forma de unirse a esta causa, en el siguiente video:

Oremos por nuestro Siervo de Dios Ismael Perdomo Borrero
Fuente:
Padre Martín Gil Plata
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Noticias relacionadas