Pasar al contenido principal
#217016

Un legado de fe en Teusaquillo: La historia y el presente de la parroquia de Santa Ana

29 de febrero de 2024
banner

La parroquia de Santa Ana, se encuentra ubicada en el barrio Teusaquillo en Bogotá, representa un símbolo perdurable de fe y comunidad desde su creación en 1936. Se ubica en la carrera 16 con calle 33 y ha sido testigo de innumerables momentos de devoción y servicio a lo largo de los años. La construcción de su majestuoso templo culminó en 1946, un proyecto que llevó diez años en completarse. Este santuario, erigido para la gloria de Dios, se convirtió oficialmente en parroquia el 16 de marzo de 1942, bajo la dirección del entonces párroco monseñor Felipe Álvarez del Pino. Desde entonces, la parroquia de Santa Ana ha sido un faro espiritual en el corazón de la comunidad, ofreciendo un refugio para la oración, la reflexión y el compañerismo.

Image

Una nueva era bajo el liderazgo del padre Edgar Galeano

En junio de 2021, la parroquia recibió un nuevo líder pastoral, el padre Edgar Galeano. Su llegada coincidió con un momento de desafíos sin precedentes, marcado por la pandemia de COVID-19. A pesar de las dificultades, el padre Galeano ha liderado con determinación, trabajando incansablemente para mantener viva la llama de la fe en la comunidad. "Nuestra prioridad ha sido recuperar la participación presencial en la iglesia y renovar la esperanza en tiempos difíciles", señala el padre Galeano. Su liderazgo ha sido fundamental en la revitalización de la parroquia, inspirando a los feligreses a perseverar en su camino espiritual y comunitario.

Image

Renovación y crecimiento espiritual

A medida que la comunidad se adapta a las circunstancias cambiantes, la parroquia de Santa Ana ha experimentado un renovado sentido de alegría y participación. "Hemos visto un aumento en la asistencia a nuestras celebraciones y una mayor integración de las familias en nuestras actividades parroquiales", comparte el Padre Galeano. La parroquia ofrece una variedad de servicios espirituales, incluyendo múltiples misas dominicales y programas de evangelización dirigidos a todas las edades. Además, se han implementado medidas para garantizar un entorno seguro y acogedor para todos los feligreses, cumpliendo con los protocolos de salud y seguridad.

Desafíos y esperanzas para el futuro

A pesar de los logros, la parroquia de Santa Ana enfrenta desafíos continuos, incluida la necesidad de involucrar a los jóvenes y abordar las realidades sociales de la comunidad. "Estamos comprometidos en encontrar soluciones creativas para llegar a todas las personas, especialmente a aquellos que se sienten marginados o desatendidos", afirma el padre Galeano. Además, la parroquia continúa su labor en apoyo a los más necesitados, colaborando con iniciativas locales y organizaciones benéficas para ofrecer ayuda práctica y espiritual a quienes lo necesitan.

Image

Un llamado a la comunidad

Con las puertas abiertas desde las 7:00 a.m. hasta las 5:45 p.m. todos los días, la parroquia de Santa Ana invita a la comunidad a unirse y participar en sus actividades. "Es un espacio de encuentro con Dios y de búsqueda de ayuda espiritual", anima el padre Galeano. Además, la parroquia se enorgullece de su tradición como protectora de las madres gestantes, ofreciendo apoyo a aquellos que buscan un hogar digno. En la parroquia de Santa Ana, la fe se entrelaza con la comunidad, ofreciendo un refugio espiritual y un faro de esperanza en el corazón de Teusaquillo.

 

Un legado de fe en Teusaquillo: La historia y el presente de la parroquia de Santa Ana
Aumentar
Fuente
Disminuir
Fuente

Otras noticias

#277518
#007300
#277518

Noticias relacionadas

#217016
#217016
#217016